Viajes CANADÁ

Osos polares en Churchill, Canadá

¿Osos polares? ¿Alguien habló de osos polares?

Por todos es sabido que Canadá es uno de los lugares más especiales del mundo gracias a la amabilidad de su gente, la indescriptible belleza de sus paisajes y sobre todo la abundante fauna salvaje que lo habita.

Y a este último punto queremos dedicar el artículo de hoy, a su abundante fauna salvaje, entre la que también se incluyen los osos polares.

Sí, así es, en Canadá también es posible poder observar osos polares en su hábitat natural y en libertad, desde solitarios machos adultos hasta hembras con camada.

Pero, Canadá es un país enorme, ¿a qué lugar tenemos que ir para poder contemplar semejante espectáculo de la naturaleza? Nada más y nada menos que a la Bahía de Churchill, ubicada en la provincia de Manitoba.

Y es que son miles y miles los ejemplares de osos polares que se concentran en la Bahía de Churchill durante casi todo el año.

Con la llegada de la primavera se inicia el deshielo de la densa capa de hielo que une la Bahía de Churchill con el ártico canadiense. Muchos osos polares se marcharán antes de que la capa de hielo termine por desaparecer del todo, pero otros muchos osos polares se quedarán aislados en tierra, donde permanecerán durante todo el verano y hasta la llegada del otoño.

Con la llegada del otoño, de nuevo las aguas de la Bahía de Churchill pasarán de estado líquido a sólido, dando lugar a una densa capa de hielo que unirá de nuevo Churchill con el ártico canadiense, permitiendo que los osos polares que pasaron el verano en el ártico regresen de nuevo a Churchill y de nuevo los osos polares puedan a circular libremente por toda la región.

Este momento tan especial por lo general coincide con los meses de octubre y noviembre, lo que los convierte en los dos mejores meses del año para la observación de osos polares en Canadá.

Teniendo en cuenta que son 12 los meses del año y apenas son 2 meses durante los que es posible observar los osos polares en su hábitat natural y en libertad, claramente estamos hablando de muy poco tiempo para disfrutar de esta auténtica maravilla de la naturaleza.

Además, hay que tener muy presente también que son muy limitados los servicios turísticos disponibles en la Bahía de Churchill.

Por lo tanto, si sumamos que solamente podremos observar osos polares durante 2 meses al año, con que apenas hay servicios turísticos en la zona, con que somos muchos los interesados en poder disfrutar de esta maravilla de la naturaleza, la conclusión a la que llegamos es que en este caso reservar nuestro viaje con la máxima antelación posible es más crucial que nunca.

Aquí podréis consultar nuestra propuesta de viaje a la Bahía de Churchill para ver osos polares y no dudéis en contactar con nosotros para cualquier información adicional que podáis necesitar.